13/05/2024

Consejos para combatir la picadura de las garrapatas


Si por tu actividad laboral puedes estar en contacto con garrapatas, o si practicas senderismo, caza, u otras actividades en contacto con la
naturaleza es importante que conozcas estas recomendaciones que nos ha dejado Miguel Ángel Martínez, Vocal de Oficina de Farmacia del Colegio de Farmaceuticos de Jaén.


¿QUE SON LAS GARRAPATAS?

Las garrapatas son artrópodos, parásitos de un gran número de animales silvestres. También parasitan a los animales domésticos y de forma accidental pueden picar a los humanos. Todas las garrapatas se alimentan de sangre. Tienen varias fases en su ciclo vital, y pueden ser tan pequeñas como una cabeza de alfiler (las larvas) o tan grandes como una alubia (las hembras repletas de sangre).

Es importante buscar atención médica si experimentas síntomas como fiebre, erupción cutánea, dolor de cabeza intenso, fatiga persistente u otros síntomas preocupantes después de una picadura


Las garrapatas se encuentran en el suelo, normalmente ocultas entre la hierba o los arbustos. Cada especie tiene diferentes
preferencias de hábitat: unas son comunes en zonas boscosas, otras prefieren parajes abiertos, con dehesa o incluso matorrales
secos y algunas se han adaptado a vivir en el interior de las madrigueras de sus hospedadores o en construcciones huma-
nas, como en las perreras.



Aunque la mayor parte de las especies de garrapatas están activas en los meses cálidos, desde la primavera hasta el otoño, algunas lo están también durante el invierno. Las temperaturas muy bajas provocan su falta de actividad, y las heladas intensas reducen mucho su población.


CONSEJOS A TENER EN CUENTA

La picadura de una garrapata puede causar una serie de complicaciones, especialmente si la garrapata estaba infectada con bacterias, virus u otros patógenos. Algunas de las complicaciones más comunes asociadas con las picaduras de garrapatas incluyen:

  1. Enfermedades transmitidas por garrapatas: Las garrapatas pueden transmitir enfermedades infecciosas cuando se adhieren y se alimentan de la sangre de un huésped. Algunas de las enfermedades más comunes transmitidas por garrapatas incluyen la enfermedad de Lyme, la fiebre maculosa de las Montañas Rocosas, la tularemia y la babesiosis.

  2. Reacciones alérgicas: Algunas personas pueden experimentar una reacción alérgica a la saliva de la garrapata, lo que puede provocar síntomas como enrojecimiento, picazón, hinchazón y erupción en el sitio de la picadura.

  3. Infección en el sitio de la picadura: Si no se limpia adecuadamente el área de la picadura de la garrapata, puede producirse una infección bacteriana secundaria en la piel. Los síntomas pueden incluir enrojecimiento, hinchazón, dolor y secreción de pus.

  4. Complicaciones neurológicas: En casos raros, algunas enfermedades transmitidas por garrapatas pueden provocar complicaciones neurológicas, como meningitis, encefalitis o parálisis de Bell.

Es importante buscar atención médica si experimentas síntomas como fiebre, erupción cutánea, dolor de cabeza intenso, fatiga persistente u otros síntomas preocupantes después de una picadura de garrapata, especialmente si vives en áreas donde son comunes las enfermedades transmitidas por garrapatas. El tratamiento temprano puede ayudar a prevenir complicaciones graves. Además, si retiras una garrapata adherida a tu piel, es importante hacerlo correctamente y evitar aplastarla, ya que esto puede aumentar el riesgo de infección.