09/05/2024

El VII Cónclave de Maestros de Grupo Interóleo se centra en cómo eliminar el peligro de los Mosh Moa

Grupo Interóleo tiene muy claro que la formación y la especialización son claves para mejorar la rentabilidad del sector olivarero. Y ese es el trabajo del Departamento de Asesoramiento al Socio, que se puso en marcha con el objetivo de conseguir el mayor grado de profesionalización posible en todo el proceso productivo para obtener aceites de oliva virgen extra con más calidad campaña tras campaña. De ahí que se haya celebrado el VII Cónclave de Maestros de Almazara, una jornada desarrollada por Mariela Valdivia, responsable de Asesoramiento al Socio de Interóleo, y por Luis Aparicio, responsable de Calidad del Grupo Sovena, en la que se actualizaron los conocimientos sobre los peligros para la salud y el cambio que ha habido en la postura de la Unión Europea acerca de los Mosh-Moah, hidrocarburos de aceites minerales que pueden introducirse en los alimentos de muchas maneras.

Grupo Interóleo tiene muy claro que la formación y la especialización son claves para mejorar la rentabilidad del sector olivarero.


“Se trata de contaminantes que vienen derivados de aceites minerales, fundamentalmente del petróleo. Los Mosh son monoinsaturados y los Moah son aromáticos. Y éstos son los que tienen más problemática, ya que pueden aparecer tanto en el proceso de recolección como de elaboración del aceite de oliva”, explicó Luis Aparicio. Por ello, Grupo Interóleo trabaja junto a Sovena “para determinar dónde podemos encontrar los puntos críticos de esta contaminación y cómo podemos controlarlos para que nuestros aceites no se vean contaminados. El objetivo es tener un manual de buenas prácticas en el que tanto el agricultor como la cooperativa sepan cómo actuar para evitar esta contaminación”, afirma Mariela Valdivia.




En este sentido, los maestros de almazara que participaron en el encuentro ampliaron sus conocimientos para evitar que, desde la descarga de la aceituna en la cooperativa hasta el final del proceso, exista una contaminación con aceites minerales que puedan proceder de los vehículos, las grasas de mantenimiento de la maquinaria, la degradación de plásticos, etcétera. En definitiva, “hemos abordado todo lo que puede afectarnos en la elaboración del aceite de oliva, también el uso de fitosanitarios y de maquinaria agrícola en el campo porque se utilizan gomas, carburantes, etcétera, que se puedan contaminar y luego transmitirse a la aceituna”, analizó Luis Aparicio.

El gerente de Grupo Interóleo, Esteban Momblán, destaca el "gran éxito de participación que registramos, año tras año, de los maestros de almazara de nuestros socios, algo que demuestra el compromiso que tenemos en la empresa con la formación, la especialización y la actualización de conocimientos. Nuestro principal objetivo, desde que creamos el Departamento de Asesoramiento, es mejorar la rentabilidad de las cooperativas y almazaras integradas a través de una gestión profesionalizada de la comercialización y de un intercambio continuo de experiencias para conseguir que ellos obtengan mejores aceites de oliva cada campaña. Por eso es sumamente satisfactorio para todos nosotros que estos encuentros de maestros resulten productivos".

Trabajo que, todos los años, se refuerza con jornadas en las que incrementamos el conocimiento de las personas más implicadas en el proceso de elaboración del aceite de oliva, además de actualizar su formación, como este VII Cónclave de Maestros de Almazara que sirvió para intercambiar experiencias y obtener unas conclusiones que servirán para que todos los socios ganen en excelencia productiva. Para concluir la jornada, como todos los años anteriores, se llevó a cabo una cata, realizada por Mariela Valdivia, en la que los asistentes pudieron comprobar las diferencias organolépticas de distintos aceites de países productores de la Cuenca del Mediterráneo.